Sígueme:

sábado, 31 de diciembre de 2011

Repaso del año

Estamos en el último día del año, y todos sabemos que es el día que más se presta al clásico repaso, tanto en blogs como en la tele. Así que vamos al lío, en lo que a temática del blog respecta.

Anime
En anime he notado una ligera mejoría. No sé si debido a que estaba muy saturado y lo que no me interesaba antes ahora sí, o que realmente parece haber cierta mejora en las series, pero he encontrado más propuestas interesantes que el año pasado. Contando exclusivamente lo estrenado en 2011, lo que más me ha gustado ha sido Ano Hana, serie que me devolvió la ilusión por ver anime, perdida varios meses atrás. No es una obra maestra, pero sí me parece una serie más que decente, tanto en historia como en animación. De lo que he visto en general durante este año, me han gustado más las películas Colorful y Suzumiya Haruhi no Shoushitsu, pero son del 2010.



Manga y cómic
Este año ha sido una de mis asignaturas pendientes. Mi descontento con el anime se extendió al manga también, así que me limité a seguir mis imprescindibles: One Piece, Fullmetal Alchemist, Hajime no Ippo, Sket Dance y Genshiken, dejando aparcadas varias series. Algunas de ellas las retomaré como propósito de año nuevo (Bakuman, Beelzebub...), otras quedarán definitivamente abandonadas. La única serie que he terminado durante este año ha sido Fullmetal Alchemist, gran shônen con una duración justa y una historia bien planificada. La excepción a la espiral de power-ups que parece dominar el panorama. En cuanto a cómic, tampoco nada excepcional, sigo poniéndome al día con el universo DC, leyendo la serie Sagas DC. Quiero probar algo que no sea de superhéroes, pero tengo que mirar por dónde empezar (Watchmen, V de Vendetta y 300 ya están leídas).


Cine
Según FilmAffinity, he visto 18 películas este año, no es un gran número. De ellas, únicamente Super 8 y Your Highness han sido estrenos del 2011. La primera bastante bien, aunque no me convence del todo el final, y la segunda es una de las peores películas que he visto en muuucho tiempo. Del resto y en general, destaco lo mismo que comentaba bajo anime, la película de Suzumiya Haruhi y Colorful, y además un clásico como El Gran Dictador o la española También la Lluvia. Me sorprendo al ver cine español en mi top del año, pero esta está muy bien.


Series de TV
Aquí ha habido de todo: series que siguen aguantando el tipo después de tres o cuatro años, como Modern Family o Fringe; otras que parecen que se van desinflando y que han perdido el norte, como The Big Bang Theory (a partir de la segunda mitad de la temporada 4 se ha convertido en la sombra de lo que fue). Sorpresas agradables como Episodes o la ligera pero entretenida Better with You, o decepciones como Camelot. El enorme disfrute que supone visionar la serie documental Human Planet de la BBC, y sobre todo, este ha sido el de Juego de Tronos, una adaptación tremendamente buena de un libro que ya no necesita presentación.


Libros
Posiblemente otra de mis asignaturas pendientes, pero es que con la tesis y el resto de aficiones aquí presentes, más ahorrar para viajar (mi otra gran aficción), no doy para más. Este año he leído bastante poco, y además ha sido casi fundamentalmente cómics, manga o las novelas de Haruhi (bastante disfrutables, por otra parte). Un libro que sí me gustó bastante fue Qué Difícil es Ser Dios, de los hermanos Strugatski.


Juegos
Y esta categoría es prácticamente testimonial... Por mucho que me guste jugar, últimamente no tengo tiempo, ni para ordenador, ni para juegos de mesa o cartas. Alguna partida ha caído al juego de cartas de Juego de Tronos, muy entretenido y bien ambientado, aunque no es precisamente sencillo para empezar a jugar. En cuanto al ordenador, gracias a Steam me estoy picando de nuevo para retomar esta aficción perdida, porque en 2011 no he jugado absolutamente a nada.

Y ya para terminar...

Propósitos para el 2012
Porque sí, porque hay que ponerse objetivos en esta vida, tener algo ahí delante que te empuje a hacer cosas, a no estancarse, a seguir en movimiento. Eso también incluye a las aficiones, y más cuando son culturales.
- Retomar más series manga: ponerme al día con series que paré, y empezar nuevas.
- Empezar a leer cómic europeo, o historias más allá del manga y superhéroes, de manera más regular.
- Ver una peli por semana, de forma que pueda llegar a las 50 pelis por año, media que conseguí por última vez hace más de un lustro.
- Ponerme al día y con varias series de televisión que tengo aparcadas (House, Padre de Familia, American Dad...).
- Intenter leer 15 libros en 2012 al menos (voy a ser realista y no pensar que voy a leer uno por semana, porque no hay tiempo).
- Retomar los juegos de ordenador (ya estoy con el Chrono Trigger, ¡clasicazo!)

Y para conseguir todo esto:
- Intentar que los días terrestres tengan 30 horas en lugar de 24, porque si no no hay forma humana posible de compaginar todo xD Esto imagino que será para cuando tenga la tesis, que ya seré doctor y es requisito indispensable para convertirse en un genio del mal capaz de alterar la rotación terrestre por un motivo tan egocéntrico, a pesar de las posibles consecuencias negativas que podría acarrear xD

Tengo más objetivos, pero eso ya cae fuera de la temática de este blog :)

¡Esperemos que 2012 no sea tan malo como parece que va a ser, y que este nuevo año os vaya lo mejor posible!

jueves, 29 de diciembre de 2011

Impresiones de la temporada de otoño de anime 2011

Ahora que va a comenzar la temporada de invierno de anime, aprovecharé para comentar algunas impresiones sobre las series que comencé de la temporada de otoño. De esta pasada temporada he comenzado muchas series y solo ha habido un descarte. De todas formas, eso tampoco quiere decir que todas merezcan la pena. Comenzamos con las impresiones, y las haré en orden decreciente de cuánto me están gustando. Para aligerar la carga del post, los resúmenes de cada serie los he enlazado a MyAnimeList.


En primer lugar, la que para mi está siendo la serie más completa de la temporada: Chihayafuru. Y es curioso, porque a priori no me atraía el argumento: tres amigos (dos chicos y una chica, ya os podéis imaginar por dónde irán los tiros) que juegan a "karuta", juego de cartas sobre poemas tradicionales japoneses. No obstante, la animación es bastante correcta, tiene sus dosis de humor y la historia se está desarrollando muy bien, sin que se hagan pesadas las partidas ni que resulte vergonzoso el claro triángulo amoroso planteado desde el principio, de hecho está muy bien llevado de momento. Muy interesante.



La siguiente sería Mirai Nikki. El planteamiento es muy sugerente, y a pesar de que los primeros dos o tres episodios no me terminaron de enganchar, la serie va mejorando y es muy entretenida de ver. El chico es un tanto odioso y hay algunas situaciones ridículas, pero las sensaciones generales son positivas y la serie no se corta en mostrar situaciones un tanto gores.


Hunter x Hunter la situaría aquí de momento. Diseño de personajes extrafalario, buen ritmo, entretenida y con algunos puntos interesantes tanto de humor como de posibilidades argumentales más sugerentes para el futuro, aunque ya sabemos qué pasa con los shônens cuando llevan más de 200 o 300 capítulos (excepciones aparte)...


Tamayura es un slice-of-life sencillito, que no engaña a nadie y que puede servir para desintoxicar entre otras series más complejas, aunque no destaca tampoco. Ya la reseñé hace unos días, así que no voy a comentar mucho más.

Guilty Crown me está pareciendo un tanto decepcionante en su conjunto, porque viniendo de quien viene me esperaba más. Igual es raro verla detrás de Tamayura, pero mientras que la primera ha sido totalmente regular en su propuesta, ésta no. La animación es sensacional, pero la historia va un poco a trompicones y mezcla episodios muy interesantes con otros anodinos, especialmente al principio. Sin embargo la tendencia es ascendente, y los últimos episodios han mejorado notablemente respecto a los 7-8 primeros, así que si sigue así, acabará mejorando esta impresión.


Boku wa Tomodachi ga Sukunai es otra de las medio-decepciones de la temporada. Medio-decepción porque al principio no me esperaba nada y me sorprendió muy gratamente, con mucho humor, un diseño de personaje agrable y sin abusar del fanservice. Sin embargo eso duró 4 o 5 episodios nada más, sacrificando el humor y abusando más del fanservice, así que al final sí que tuvo su parte de decepción. La semana que viene, reseña de la serie.


No sabría que decir de Persona 4. Se supone que es una serie de intriga y misterio, pero van 12 episodios y tampoco parecen haberse centrado mucho en eso. Además, hay 7 u 8 episodios prácticamente idénticos, planteando la misma situación con distintos personajes. Entiendo que haya que hacerlo, pero resulta repetitivo. Y además, la animación resulta bochornosa en ocasiones. Y sorprendentemente, luego mete algunos episodios de humor o chistes sueltos a los que le he pillado el punto y me hacen bastante gracia. Quizá lo mejor de la serie, porque cuando se toma en serio, naufraga.


Y la única serie que decidí dejar de ver tras únicamente dos episodios, es Kyoukai Senjou no Horizon. El argumento sugería una trama de ciencia-ficción, con mundos paralelos y el clásico apocalipsis. Sin embargo, el primer episodio se dedicó a mostrar un enorme elenco de personajes en un episodio dedicado a un entrenamiento, mientras que en el segundo..., apenas recuerdo qué ha pasado de interesante. Y en ambos hay sobeteo, mostrando una clara tendencia al fanservice. Una pérdida de tiempo.


En general por tanto, ha sido una temporada normalita. Me han interesado varias series, cosa que no pasa siempre, y aunque de algunas me esperaba más, tampoco es una debacle. Tampoco hay ninguna obra maestra, aunque Chihayafuru es una serie muy buena y más que decente de momento, y Mirai Nikki también es muy entretenida. Se admiten sugerencias, que igual me he perdido alguna interesante.

martes, 27 de diciembre de 2011

Tamayura

Tamayura Ficha en MyAnimeList.

El anime de Tamayura se emitió originalmente como una serie de cuatro OVAs, entre septiembre y diciembre de 2010, a cargo del estudio Hal Film Maker, estudio que también animó las historias de otro slice-of-life, Aria. Precisamente, uno de los involucrados en la adaptación animada de Aria fue el principal responsable de este anime: Junichi Satô, creador de la serie Mahou Tsukai Tai!, publicada hace algunos años por Ivrea. En octubre de ese mismo año comenzó a publicarse una versión manga de la historia en la revista online EDEN, con la historia a cargo del mismo Satô y dibujos de Momo, del que no parece existir más información.

Además de las cuatro OVAs vendidas el año pasado, como parte de la temporada de otoño de 2011 se ha emitido un anime de 12 episodios, que continúa con la historia. En esta reseña se va a comentar tanto las OVAs como el anime en su conjunto, ya que he visto todo seguido y la historia es una clara continuación.

Tamayura cuenta la historia de Fu, una chica que ha heredado la pasión por la fotografía que sentía su padre, fallecido no hace mucho. A Fu le encanta inmortalizar los momentos que pasa con sus amigas en el pueblo donde viven, donde empezarán a decidir qué quieren hacer con su vida.

Tenemos aquí un slice-of-life sencillo, un grupo de amigas en un pequeño pueblo donde todo el mundo es bueno y amable, y donde los días pasan entre comer dulces en la cafetería de la familia de Fu, pasear con las amigas y descubrir distintos parajes naturales destacables para fotografiar o perseguir al extraño gato Momoneko para hacerle una foto.


Es una serie pensada para ser relajante y tranquila, olvidándose de complejas tramas conspiranoicas o de grandes escenas de acción. Lo más cercano a una trepidante escena de acción es cuando las protagonistas se montan en el coche conducido por la hermana de una de ellas, que es un tanto irresponsable o mala conductora (cliché por otra parte que ya he visto en más series parecidas).

El grupo de protagonistas no es especialmente carismático, pero tampoco es malo, salvo por algunos momentos protagonizados por Norie, que puede llegar a ser particularmente cansina y pesada, aunque luego tiene otros momentos más reflexivos. Fu es un personaje majo pero bastante plano, y el posible conflicto con la muerte de su padre está poco o nada explotado, entiendo que porque no pega con el candor que quiere transmitir la serie. Quizá los personajes más interesantes para mi han sido Kaoru y Maon, cuyas historias y desarrollo parece mejor explotadas e interesantes. Estas dos chicas protagonizarán algunos episodios donde se intenta mostrar algo de crecimiento personal, dentro de las limitaciones de amabilidad y buen rollo que enmarca a toda la serie.


Esta impresión de "no destaca pero tampoco está mal" se puede aplicar a toda la serie en general, de hecho. La animación es correcta y de colores muy claros y agradables, de buen nivel en general, pero no es destacable, igual que la música. Esta cuenta con alguna buena melodía pero al final se hace un tanto repetitiva. La historia dentro de su sencillez tiene episodios más entretenidos y otros más aburridos, en función de quién los protagonice y de lo que suceda, que suele ser bien poco, pero en general se dejan ver si uno no espera nada en especial.

Es por tanto una serie que no hace daño ver, pero que tampoco aporta nada. Puede ser ideal para desintoxicar entre otras series más complejas, pero posiblemente haya otras series del mismo tipo más entretenidas. También creo que le favorece más el formato OVA, al ser un episodio al mes o cada dos meses, en lugar de uno semanal, ya que parece un ritmo demasiado exigente para la historia que plantea.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Felices fiestas

Independientemente de la religión de cada uno o la ausencia de ella, estos son días para compartir con la familia, amigos y demás seres queridos y para ponerse al día y contar batallitas si además no los veis a menudo.


Desde este blog os deseo unas felices fiestas, y que paséis unos días estupendos.


jueves, 15 de diciembre de 2011

El Descontrol de Haruhi Suzumiya

El Descontrol de Suzumiya Haruhi
Esta es la quinta novela dentro de la saga de Suzumiya Haruhi. En particular, tenía ganas de leer esta porque contenía la primera historia que era totalmente desconocida para mi. Todas las historias anteriores las conocía por las distintas temporadas de la serie de anime o por la sensacional película de La Desaparición de Suzumiya Haruhi.

Concretando un poco más, esta novela contiene tres historias cortas: el famoso capítulo de Agosto Infinito (famoso por la que se lió con la segunda temporada del anime), El Día de Sagitario y la que era nueva para mi, El Síndrome de la Montaña Nevada.

Respecto a Agosto Infinito, leerlo en la novela no es comparado al sufrimiento que supuso verlo animado. En el libro es un único capítulo, una historia que no está mal aunque tampoco es especialmente buena. Una pena, porque creo que empezó con una idea bastante buena y que crea un efecto impactante, pero el final parece que todo acabo con una clara moralina para los estudiantes de instituto. Es la historia más floja del quinto libro, y posiblemente de los cinco que llevo leídos.

El Día de Sagitario me gusta bastante, quizá porque Yuki es posiblemente mi personaje favorito, y en los últimos libros está ganando protagonismo. También influye que me gustan los juegos de ordenador, y aquí se marcan todo un episodio batallando con un juego de estrategia. Es una batalla divertida y sin sobresaltos, amena de leer y con los personajes en su estado puro, mostrando una cara diferente de Yuki. Quizá me gustase más la versión animada, por toda la parodia que metieron a las grandes series de space opera, pero es un buen relato.

Y por fin, El Síndrome de la Montaña Nevada. Para ser la primera historia que no conocía, la impresión ha sido bastante buena. Por un lado, a veces parece un calco demasiado preciso de El Síndrome de la Isla Remota, del tercer libro, como así recuerdan en la propia historia. Pero luego adquiere un cierto toque tenebroso e inquietante por momentos, aunque acaba de manera algo ligera. Nuevamente, Yuki adquiere bastante protagonismo, mientras que Haruhi y Mikuru están prácticamente para figurar, y a pesar de su final sí que se sugieren algunas tramas o ideas para el futuro, que parecen bastante interesantes.

En resumen, es un libro ameno y entretenido. El estilo de Tanigawa no es brillante, pero tampoco hay que esperar leer a Tolkien en estas novelas. De momento las cinco que he leído me han resultado muy entretenidas, que es lo que importa, y sigo con ganas de leer más sobre esta saga.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Caballeros, Princesas y otras Bestias (Your Highness)

Your Highness Ficha en FilmAffinity.

Desde que vi el trailer de esta película, hace bastantes meses, tenía ganas de verla. Parecía una peli paródica del género fantástico, con aventuras y cierto toque irreverente. Desde luego, de haber visto la traducción al español del título y el chascarrillo de la "aventura que lo flipas", podría haber tenido algunas pistas sobre este producto...

El protagonista de la historia es Thadeous, el hermano vago y perezoso de Fabious, que participa en todas las aventuras posibles y tiene el favor de su padre, el rey, y de su pueblo, que le admira. Thadeous se refugia en el alcohol y las drogas, y es un mujeriego. Pero cuando la prometida de Fabious es secuestrada, su padre le obliga a participar en el rescate, de manera que pueda ganarse su respeto y el de su pueblo.

Hay bastante poco que decir, para ser sincero me ha parecido un bodrio infumable. Malo, malo con ganas, con un guión simplón de la mano de Danny McBride, que tiene también el papel protagonista de hermano perezoso. Tras enterarme de que él es el guionista, entiendo semejante personaje, que desde luego parece estar hecho para intentar su lucimiento. Cosa que no consigue en absoluto.

Hablando de personajes, estos son planos como una tabla de madera, y me sorprende ver a Natalie Portman o a Charles Dance (Tywin Lannister en Juego de Tronos) participando en este esperpento. Incluso a James Franco.

El comienzo no está mal, parece querer plantear la búsqueda de respeto y afirmación personal, redención y superación..., aunque tachonada con algunos chascarrillos facilones y dirigidos a un público a cuya edad duplico, en mi opinión. La presencia de estos "chistes" empezaba a ser realmente incómoda, hasta llegar a un punto ya en que te das cuenta que en realidad, son la principal propuesta de la película. Y entonces todas tus ilusiones de ver algo interesante de género fantástico se van al garete. Pero es que incluso aunque ese fuera el objetivo, y se quiera prescindir de cualquier intento de aspirar a algo interesante, me parece que en general propone un humor demasiado burdo, zafio, facilón y demasiado simplón. American Pie tenía más gracia en el mismo campo.

Cosas buenas... El vestuario no está mal, y algún leve momento al principio de todo en los que todavía tenía esperanzas de ver algo interesante. Algún chiste era gracioso, creo recordar, o quiero creer recordar...

En resumen, totalmente olvidable, prescindible, y con total seguridad la peor película que he visto este año.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Una Mujer en África (White Material)

Una Mujer en África Ficha en FilmAffinity.

Una Mujer en África, traducción un tanto libre del original White Material, cuenta la historia de Marie, que tiene una plantación de café en un país africano. Este país se está convulsionando con una revolución rebelde, que pone en peligro su plantación.

Esta película la tenía apuntada en mi lista de películas por ver, ya que me parece un tema interesante y lamentablemente, con mucho trasfondo histórico (aunque no se relacione con los últimos acontecimientos en el norte de África). Aprovechando que la emitían en el Cineclub, me acerqué a verla.

No se especifica qué país es, ni es necesario. Tampoco se narran los motivos de la revolución, salvo que los occidentales corren el peligro de ser agredidos por los locales, siendo este el punto de partida para plantear el problema: ¿qué hacer si vives en este país y no quieres abandonar tu plantación de café, a pesar de poder ser el blanco de la ira y el odio de una sociedad enfurecida?

Partiendo de que hay que tragar con la idea de que a pesar de ver cómo va todo, prefieres defender tu plantación de café ante unos rebeldes armados en lugar de huir, lo siguiente que debo decir es que posiblemente sea una de las películas más aburridas y quizá presuntuosa que he visto en los últimos tiempos.

Y es una pena, porque el tema del colonialismo moderno en el continente africano puede dar mucho de sí, lo mismo que diversos aspectos que se podrían retratar en la película. Algunos se dejan intuir o son desarrollados parcial o totalmente, pero desde mi punto de vista, de forma aburrida y anodina. Hay conductas inexplicables y personajes que no resultan creíbles, así como situaciones sacadas un poco de la manga. Especialmente ridículo me parece todo lo relacionado con el hijo de la protagonista. No es que no entienda lo que pueda estar pasando, pero es que no me gusta cómo está contado.

La narración es confusa e insulsa, no implica al espectador, no lo emociona. Cuesta ubicarse al principio, a pesar de saber que gran parte de la película es un flashback, y el movimiento de la cámara en bastantes ocasiones resulta caótico y molesto. Otro punto negativo para mi, es el diseño de ciertas escenas, sin diálogos e imágenes y música a modo de videoclip. Habrá gente a la que le parezca muy original, pero a mi no me encajó en absoluto ni ayudó a parecerme más inspirada.

Entre las cosas a rescatar de la película, me gustó bastante la interpretación de Isabelle Huppert de esta testaruda francesa, así como algunos paisajes y momentos aislados de la historia, como los niños soldados.

Es una pena que se toquen tan de pasada ciertos temas de la peĺícula, y se profundice (de manera no muy acertada) en otros aspectos, como el hijo del protagonista y su extraño comportamiento y reacciones. Poco más hay que reseñar, me ha parecido una película prescindible y una pérdida de tiempo, salvo por ciertos aspectos aislados.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Druaga no Tou: The Sword of Uruk


Entre el enorme montón de series pendientes que quiero ir viendo en el futuro (cercano espero), se encontraba la segunda temporada de Druaga no Tou. Aquella primera temporada (The Aegis of Uruk) fue sorprendente, una serie agradablemente divertida y paródica, que mostraba una historia sencilla y desenfadada.

La segunda temporada salió seis meses después, realizada también por Gonzo. Se me juntó con otras cuantas más, y luego con mi etapa de desintoxicación de manga/anime y acumulación de trabajo, así que no la he visto hasta ahora... y  ha sido decepcionante.

La serie comienza bastante bien, interesante, partiendo poco después de los hechos acontecidos al final de la primera temporada, mostrando la situación actual de los personajes, cómo han evolucionado y reaccionado psicológicamente después de todo lo que pasó. No obstante, no dejan de ser aventureros, y por supuesto rápidamente se plantean volver a la torre tras la aparición de una extraña chica llamada Kai, que quiere ir allí y está siendo buscada por el ejército. Nuestro grupo no está acostumbrado a vivir en la ciudad como ciudadanos normales, y esto supone el detonante para volver a la torre.

Los primeros episodios con el cambio temporal, ver cómo los personajes afrontan los hechos acontecidos, es muy interesante. Me gusta ver esta evolución. También se podían ver en estos episodios algunas notas de humor, si bien no tan divertido como en la primera temporada, bastante hilarante (genial ese Utu sin máscara).


Desde mi punto de vista, el gran error de esta serie y lo que la diferencia de su primera temporada, es que termina por tomarse en serio. Para ello se inventa una trama aparentemente interesante, pero muy mal llevada. El guión es bastante torpe, y las cosas van pasando dejando un regusto amargo, algo no encaja, todo está como muy forzado.

La previsible confrontación final, cuyo trasfondo se muestra en un corto flashback dentro de un episodio, me parece mal preparada. La pelea previa es sencillamente increíble, y no de buena: acumulación de power-ups y sucesos "peculiares". Por no hablar de la facilidad con la que unos personajes son heridos gravemente y otros con heridas similares o peores, parece que no se ven tan afectados y resurgen milagrosamente.

Hablando de personajes, estos no ayudan mucho a la serie. El protagonista Jil, es de todo menos carismático. En la primera temporada se salvaba porque tenía un elenco de secundarios que lo respaldaban muy bien, pero en esta no es lo mismo, están bastante desaprovechados. Prácticamente se limitan a dar espadazos y tirar conjuros, salvo algún detalle particular de alguno de ellos.



Por otra parte y hablando del apartado técnico, Gonzo no estaba ya en sus mejores momentos. La animación es bastante perezosa, la encuentro pobre en colores, y de calidad muy variable, generalmente entre decente y mediocre, además de reutilizar diversas secuencias. La banda sonora es muy normal y no destaca especialmente.

Me hubiera gustado que siguieran con ese toque desenfadado de la primera temporada, con esa parodia del género que incluso dedicaba episodios enteros a ello. La serie tiene algunos momentos más cercanos a lo que llegó a ser, apuntando algunos detalles sueltos aquí y allí, pero en general la impresión general es bastante floja, salvo los dos o tres primeros episodios. Una lástima. 

lunes, 7 de noviembre de 2011

Pequeña actualización

Buenas a todos.

La barra de la derecha ha sido actualizada para añadir el enlace a mi recién creada cuenta de Twitter, que aparece ahora junto al resto de redes en las que podéis localizarme.

Dentro de poco retomo las reseñas, que estas últimas dos semanas entre trabajo y no estar en casa no he visto tantas series/pelis como me hubiera gustado.

¡Saludos!

jueves, 27 de octubre de 2011

Madeo (Mother)

Ficha en FilmAffinity.

Bong Joon-ho es uno de mis directores favoritos en activo. Lo descubrí gracias a la magnífica Memories of Murder, y con The Host me acabó de convencer para seguir regularmente sus futuros trabajos. El único bache para mi gusto fue Barking Dogs Never Bite, su primera película, que me pareció un bodrio insufrible, curiosamente. 

Su última película es Madeo (Mother), a la que quería darle un vistazo para seguir poniéndome al día con él. Madeo sigue la misma línea de thriller policiaco que Memories of Murder, presentando igualmente un asesinato en un pueblo. En este caso, el principal sospechoso es un joven que parece sufrir cierta deficiencia mental, aunque él niega haber cometido el crimen, y su madre luchará para demostrar su inocencia.

Creo que la película tiene dos partes bastante diferenciadas. En la primera, asistimos a la presentación de todos los personajes relevantes, y podemos vislumbrar la extraña relación que guardan madre e hijo. La madre lleva hasta el extremo aquello de que "las madres siempre ven a sus hijos como críos chicos", mostrándose demasiado protectora, quizá por la deficiencia que sufre el chico. La situación llega a extremos bastante incómodos, como se ve en la película en algunas escenas. El joven por su parte, no parece en absoluto molesto por esta relación, aunque a veces tenga algún conato de rebeldía, pero también siente dependencia con su madre.


Durante esta primera parte asistiremos a al día a día de madre e hijo, así como de algunos secundarios como el principal amigo de este, dibujando los trazos de estos personajes y asentando las bases para la siguiente parte. El crimen tiene lugar bastante pronto, y el chico es declarado culpable inmediatamente. No obstante, entre este momento y la siguiente parte de la película, hay una zona algo gris donde el ritmo no funciona tan bien, siendo este el principal defecto de la película.

La segunda parte en cambio es otra historia, recuperando el tono inicial y mejorándolo. El objetivo de la madre es demostrar que su hijo es inocente y ha sido declarado culpable injustamente, por lo que se pondrá a investigar el crimen ella misma, ante la pasividad de la policía, que da el caso por cerrado. Esta segunda parte, basada en la búsqueda de pistas e inmersión en la sordidez, funciona como un reloj, con un ritmo ágil y certero. Pero no tenemos únicamente búsqueda de pistas, la película va un paso más allá y muestra una crítica social a diversos aspectos, así como algunas cuestiones interesantes sobre la culpabilidad o la felicidad, por ejemplo.


En lo artístico, recuerdo a Bong Joon-ho como un director que era capaz de transmitir unas imágenes increíbles tanto en Memories of Murder y en The Host, pero aquí no lo he visto tan certero como en aquellas. La película muestra una tonalidad muy gris y triste en casi toda su extensión, donde lo que más destaca es el chaleco rojo de la madre, quizá la única persona con fe en su hijo. No obstante, creo que en esta segunda mitad sí aparecen destellos fantásticos de su forma de ver el cine, y que tanto me gustaron. Las interpretaciones son generalmente correctas, aunque he echado de menos a Song Kang-ho, que hizo papeles bastante buenos en las otras dos películas del director.



Sin ser una obra tan redonda como Memories of Murder (cosa bastante difícil) y sufriendo las inevitables comparaciones, Mother resulta ser un thriller muy interesante y disfrutable, con una segunda mitad realmente entretenida, con crítica social y buenas interpretaciones. Una opción interesante para pasar una tarde de cine.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Yumurta (Huevo)

Ficha en FilmAffinity.

Yusuf es un poeta que se fue de su ciudad natal para vivir en la capital. Un día recibe una llamada anunciándole que su madre ha fallecido, por lo que emprende el viaje de vuelta para acudir al entierro y atender un par de cosas, a la vez que se encontrará de nuevo con la vida que decidió dejar atrás.

Tenía ganas de ver la película porque leí buenas críticas sobre la tercera obra de la trilogía, estrenada hace poco en España y llamada Süt (Miel). No obstante, después del contacto con la primera entrega debo decir que aquí acaba mi aventura con la saga.

La historia no presenta nada novedoso, muestra el clásico viaje a las raíces y redescubrimiento de uno mismo. El título y algunas metáforas en la película apuntalan más si cabe dicho argumento. Esto no sería un problema por sí mismo, si no fuera porque el ritmo de la película es bastante tedioso en ocasiones. Además, hay varias escenas que a las que todavía no les acabo de ver ningún sentido, o no le encuentro la metáfora, o directamente no aportan nada...

Las interpretaciones son correctas aunque tampoco me han parecido especialmente destacables; quizá un poco más la chica, Ayla. Toda la película se sustenta en estos dos personajes, asistiendo a las dudas de Yusuf sobre qué hacer con su vida. Largos ratos de silencio acompañan todo el metraje, interrumpidos fundamentalmente a la interacción con Ayla, que le recuerda el lado tranquilo y amable de la vida en el pueblo.



El silencio juega un papel fundamental, intento favorecer el aire reflexivo y melancólico de la película. En parte consigue este efecto, pero hay momentos en los que creo que diversas escenas fallan y los silencios se hacen pesados. La banda sonora por otra parte, es prácticamente inexistente.

En cuanto a sus puntos positivos, me quedo con algunos detalles del apartado técnico, como la fotografía. Encuentro algunas escenas estéticamente muy bonitas gracias a cómo están retratados los paisajes o la ciudad. Me gusta el estilo de la película, pero creo que cuenta demasiado poco, de manera aburrida en ocasiones y que podía haber dado más de sí.

La historia de Yusuf es un clásico del cine, y como tal se ha contado en diversas ocasiones. Estoy seguro de que hay otras historias sobre lo mismo más entretenidas y emocionantes. A no ser que tengáis un especial interés por adentraros en el cine turco (que seguro que también tiene mejores obras), no es una película que merezca mucho la pena ver.


jueves, 13 de octubre de 2011

Colorful

Ficha en FilmAffinity.

Me sorprende el calificativo en FilmAffinity de comedia, la verdad. El protagonista de la historia es un alma errante que mediante una especie de sorteo, es devuelto a la Tierra para ocupar el cuerpo de un adolescente, que se ha suicidado. Partiendo de un inicio totalmente fresco, nuestro protagonista irá explorando la vida de este chico, intentando hacerlo lo mejor posible. Tras un inicio sencillo, los problemas comienzan a aparecer cuando se va mete más y más en la vida del chico: ¿qué lo empujó a suicidarse?, ¿qué pasa con sus amigos, si es que tiene?, ¿y su familia?

Colorful ha sido una muy grata sorpresa. Realmente no sabría si es una sorpresa realmente, puesto que había leído muy buenos comentarios en internet sobre esta película japonesa, así que de hecho tenía las expectativas un poco altas, pero se han cumplido. Se estrenó el año pasado en Japón y la animación corre a cargo de los estudios Ascension (bastante desconocidos para mi, han trabajado en otra película más) y Sunrise, estudio con bastante trayectoria a sus espaldas. 

Me ha resultado curioso saber que su director, Keiichi Hara, se había dedicado fundamentalmente a dirigir películas de Shin-chan. No obstante, en 2007 presentó El Verano de Coo, otra película que ha recibido estupendas críticas, y que ahora tengo más ganas de ver si cabe.

En cuanto a Colorful, me ha encantado, me parece un canto a la vida precioso y que toca diversos temas muy interesantes como el suicidio, la soledad, la amistad o el perdón. Quizá en la vida tendemos a pensar muchas veces que todo es blanco o negro; dos bandos, o conmigo o contra mi; si haces tal cosa, entonces mi respuesta es esta otra, sin parar a pensar en las causas o en las consecuencias. Entre otras cosas y haciendo honor a su nombre, Colorful intenta hacer ver que en realidad, la vida está llena de matices en todas sus facetas.


La historia no presenta a un gran elenco de personajes, ni le hace falta. El chico es lógicamente el protagonista y vemos el mundo y las dudas que se le plantean desde su punto de vista. También conocemos otros personajes que ayudarán a tratar ciertos aspectos de la historia, como su familia, la chica que le gusta en el instituto y un par de chicos raros también de su mismo instituto. En ellos no se profundiza demasiado, pero están bien perfilados para resaltar lo que se pretende, que es la interacción con más personas en los distintos ámbitos personales.

Tiene un ritmo tranquilo y pausado, pero no aburre en ningún momento, puesto que el desarrollo está muy bien narrado y la evolución del personaje mantiene toda la atención. La animación es bastante correcta, dando una impresión de mezcla de animación y fotografía en los fondos, aunque el diseño de personajes no me convence demasiado, pero el conjunto es funcional. Técnicamente es una obra a la que se le pueden hacer pocos reproches, aunque tampoco me ha parecido que destaque especialmente.

Pero para mi lo fundamental es que Colorful consigue hacernos reflexionar sobre las cuestiones que trata, sobre la amistad, la repercusión de nuestras vidas en la de los demás o el perdón. Son cuestiones muy filosóficas y personales, que hacen que la película no sea fácil de reseñar. Las conclusiones a los temas que plantea los debe tomar cada uno, y eso sí os puedo decir, merece la pena dedicarle un par de horas a la película.


jueves, 6 de octubre de 2011

Deadman Wonderland (anime)


Ficha en MyAnimeList.

El anime de Deadman Wonderland está basado en el manga de mismo nombre de Jinsei Kataoka y Kazuma Kondô, publicado en las páginas de la revista Shônen Ace.

La historia, como buen shônen que se precie, tiene a un chico de protagonista, Ganta, que un día ve como su mundo se viene abajo tras la aparición terrorífica del misterioso "hombre de rojo" en su instituto. Todos sus compañeros son cruelmente asesinados, excepto él, que es declarado culpable, sentenciado a muerte y llevado a Deadman Wonderland, una extraña prisión.

Allí conocerá a Shiro, una misteriosa chica que parece conocerlo, aunque a primeras Ganta no la recuerda. Una vez en la prisión, Ganta intentará descubrir qué es ese extraño lugar y qué ha pasado con el "hombre de rojo", mientras intenta sobrevivir en el infernal día a día.

Partiendo de la base de que no he leído el manga, debo reconocer que la premisa de la historia, su origen y las bases que presenta, me parecieron muy interesantes: un extraño complejo donde los condenados deben apañárselas para sobrevivir día a día, una sorprendente violencia para ser un shônen y una historia que parecía dejar ser más compleja de la aparente. No obstante, también presentaba síntomas de otros elementos menos interesantes, como cierta tendencia al fanservice, aunque ligero.



Sin embargo, tras un primer episodio de presentación muy interesante y el siguiente también en la misma línea, mostrando más de la sorprendente prisión, la serie entró rápidamente en las peleas. Estas son abordadas de forma sencilla y rápida, cosa que es de agradecer, aunque me sorprende el desarrollo de alguna de ellas, quedando demasiado forzado que Ganta pueda vencer a según qué rival para luego mostrarnos que está por debajo de él. Me parece que no encaja y que no logra mostrar correctamente el potencial de Ganta, o incluso del otro contrincante.

Pero creo que el mayor problema de la serie es su ritmo. Después de la pelea e introducir algún personaje más, vuelve el inevitable desarrollo de la historia del "hombre de rojo", pero es tocada muy de puntillas, y se pasa a otro arco. Entiendo que van soltando pistas para el futuro, pero teniendo en cuenta la historia presente en 12 episodios, me parece un poco forzado. No sé si será igual en el manga, pero da la sensación de haber adaptado mucho más de lo que deberían para 12 episodios, y la serie parece que se atropella a sí misma.


Quizá sufra un poco de lastre al dedicar algunos episodios a los torneos y peleas, y luego queriendo mostrar una trama algo más compleja que sin embargo tiene que pasar a toda velocidad. Y además, no queda bien concluida. La sensación general que queda es que hay potencial pero está desaprovechado, muestra elementos interesantes pero pasa rápidamente a otras situaciones que no lo son y que están peor llevadas...

En cuanto a los personajes, nada destacable desde mi punto de vista. Ganta me parece un tanto irritante, Crow podría dar para más, y quizá la que puede resultar más interesante es Shiro, debido a su pasado y a ciertos elementos de la historia, pero no se profundiza demasiado, o al menos tanto como me gustaría. Y de los malos, aparte del clásico manipulador con ojos rasgados, encontramos al final a un "sacerdote" roquero, parece que como enemigo final de esta temporada, que no me agradó mucho. 

En unos días saldrá la OVA continuación de la serie, pero creo que no llegaré a verla, vista la tendencia de la serie. En todo caso intentaría leer el manga, que me han comentado que está mucho mejor, pero habiendo empezado con el anime y cómo se ha desarrollado este, se me han quitado un poco las ganas...

martes, 27 de septiembre de 2011

There and back again...

Parece que no soy capaz de mantener esto cerrado, llega un punto en el que echas de menos volver a darle a la tecla y contar a todo el que quiera leerlo qué series estás viendo, o qué películas te han emocionado o aburrido, o qué mangas te están sorprendiendo o decepcionando.

A veces pasa mientras lees un libro o ves un serie. Otras, cuando después de más de un año cerrado, te llega un comentario al blog y te pones a repasar viejas entradas, leer comentarios de gente con la que hablado de tantas y tantas series, y notas como algo se empieza a remover otra vez. Al final, esas ganas de compartir con vosotros y descubrir buenas recomendaciones gracias a vuestros comentarios y blogs, hacen que tenga ganas de volver a la blogosfera.

Ha pasado mucho tiempo desde la última entrada, muchas cosas han tenido lugar en mi vida y en las vuestras, así que igual toca empezar de cero. De hecho, este es el segundo retorno. ¿Y definitivo? Solo el tiempo lo dirá, espero que así sea. Ahora toca irse poniendo al día.

Nos vamos leyendo :-)